Promociones de refacciones

Parts Distribution Center, una ventaja para John Deere

Milan, Illinois. North American Parts Distribution Center es el almacén más grande de John Deere de los 25 que tiene la empresa en diversas partes del mundo.

Se compone por un total de 275 mil metros cuadrados bajo techo - similar a 45 campos de futbol americano - y almacena piezas de toda la maquinaria que John Deere ha producido durante las últimas décadas.

 

Estas instalaciones, que fueron inauguradas en 1975, recibieron esta semana la visita de entusiastas clientes y distribuidores de John Deere, invitados por la compañía desde México y varias partes del mundo.

En esta planta se manejan más de 500 mil referencias de distintas piezas, las cuales requieren de un riguroso sistema de control y almacenaje para que cuando un distribuidor pida una refacción, por más pequeñas que sea, este se encuentre de manera inmediata.
Son 800 empleados los que laboran en esta división, 400 en labores administrativas y el resto en los pisos del almacén, que forman un sólido equipo que procesa más de 6 millones de líneas de pedidos al año, cada orden puede ir desde una tuerca, hasta de varias decenas de piezas.

Si antes de las 18:00 horas de cualquier día llega una solicitud procedente de Estados Unidos o Canadá a este almacén, el tiempo de respuesta que John Deere se impone como meta para que la pieza esté en las manos del cliente, es el siguiente día a las 08:00 de la mañana.

Para ello, la compañía ha desarrollado un amplio sistema de distribución en los dos países, que les permite cumplir con ese tiempo e incluso superarlo.

Si la petición llega de cualquier otra parte del mundo, se actúa con la misma rapidez, aunque el tiempo puede variar.
Desde que el pedido de la refacción llega al almacén, este se pasa a un trabajador, que al momento de recibirlo escanea su código personal. Desde ese momento empieza a correr un cronómetro desde que se toma la orden y que se detiene hasta que la pieza llega a la zona de envíos, empacada y etiquetada.

Además de implementar estos estrictos sistemas de control, cada empleado de piso maneja solo pequeñas áreas y se especializa en ellas, incluso mucha de la mercancía que entra y sale es maniobrada por medio de robots, que almacenan o sacan las piezas siguiendo códigos de barras, lo que elimina la posibilidad de error.

En esta planta se garantiza el abasto de piezas para cada maquinaria fabricada por John Deere, 15 años después de que salió a la venta cada modelo.

Sin embargo, dependiendo de la demanda, John Deere seguirá fabricando las piezas que el mercado le requiera, como el juego camisa y pistón de un tractor lanzado por John Deere en 1921, aún en este almacén.
 

  • Si una refacción tiene 3 o más pedidos al año, independientemente del año que sea, se encuentra en Parts Distribution Center.
  • Todo el complejo, desde las instalaciones físicas hasta las refacciones que almacena, tienen un valor superior a los 2 mil millones de dólares, mismo que tiende a incrementarse en los próximos años.

Vea nota original

Bloques repuestos